El hombre, el médico, el maestro...

Mauricio Gajer

Mauricio Gajer
nació el 13 de setiembre de 1929, en Montevideo.

     Vocacional desde la infancia, en la que ya consideraba la Medicina como la mejor de las profesiones, optó  por el camino de la Pediatría. En 1970, abandonó  familia, amigos y país, trasladándose a París, en usufructo de una beca de más de un año. En el Hospital Saint Vincent de Paul adquirió los conocimientos respecto a una especialidad desconocida en nuestro medio, el tratamiento de los niños críticamente enfermos.

Regresó a Montevideo y el 20 de febrero de 1975, inauguró en el Hospital Pereira Rossell, la U.C.I.N. (Unidad de Cuidados Intensivos de Niños) primer Centro de Tratamiento de Pediatría en el Uruguay.

Las características peculiares de su persona, lo hacen Jefe de Servicio por Salud Pública, y Jefe de Servicio por la Facultad de Medicina. Fue líder desde siempre, cumpliendo con aquel proverbio: primero no impedir, segundo estimular, tercero, dar el ejemplo.  Escucha atento, consejero sabio, Mauricio Gajer entraña el clásico concepto del “Maestro”, constituyéndose en Jefe respetado y amigo entrañable.

     Excelente organizador, no se conformó con los numerosos cursos para Pediatras con temas vinculados al Niño Crítico, sino que se proyectó más allá: presidió la Sociedad Uruguaya de Pediatría, el 18º Congreso Uruguayo de Pediatría y el Primer Congreso Latinoamericano de Pediatría Intensiva.

     Fue miembro de las Sociedades de Pediatría de Francia, Argentina, Paraguay y Brasil, así como consultante de los países latinoamericanos. Publicó  numerosos trabajos de alto rigor científico, que le merecieron el Premio “Rodríguez Saldún” en 1979, y en 1981 el Primer Premio Nacional de Medicina, así como también el Premio Asociación Médica del Uruguay.

     Trabajó  en forma infatigable en pos del Post-grado de Terapia Intensiva Infantil. Pasarían diecisiete años desde el comienzo de la U.C.I.N. para que el Intensivismo Pediátrico se reconociera oficialmente y surgiera el Post-grado de la misma.

     En el Mutualismo, fue destacado especialista, en la Asociación Española, IMPASA y el Sanatorio Americano.  Tuvo también una eficaz  actuación en el S.M.U., donde actuó como Secretario del Comité Ejecutivo en el período 1958 y 1959 y como Delegado ante la Junta Directiva del CASMU en el período 1960-1961.

     En el plano comunitario fue activo y creador brindando a todos la generosidad de su espíritu. Fue fundador y Director de la Fundación Manuel Pérez, fue miembro de las Sociedades de Beneficencia, como la B.B. del Uruguay. Cuando la muerte lo alcanza, Mauricio Gajer estaba trabajando en la construcción de una Escuela en un barrio marginado.

Vanguardista como era, se embarcó en la aventura del SEMM,, al principio delirio trasnochado de un grupo de médicos jóvenes, capacitados y, deseosos de innovar. Hoy es una realidad: un Servicio de atención de la emergencia en el área extrahospitalaria para los individuos de todas las edades, cualquiera sea su patología.

Director Técnico desde el vamos, fue un firme puntal del equipo y,  un estimulo permanente de superación constante. Fue el líder  espiritual  indiscutido de este grupo médico y su prédica diaria fue la importancia de ser y mantener un grupo unido. Desde el seno del SEMM pudo implementar otra de sus visiones: el transporte del niño crítico.

Aplicando todos sus conocimientos e ideas, que le habían valido un Premio Nacional en su trabajo sobre el Traslado del Paciente Crítico, materializó esta inquietud en sólidas realidades, cuyo impacto dio lugar a que en Montevideo primero, y luego en el interior, se comenzaran a utilizar tanto los materiales como los métodos por él preconizados, para realizar el traslado del niño grave con las máximas garantías de seguridad.


     Al morir, Mauricio Gajer dejó en la Pediatría Uruguaya un mojón histórico. Algunos de los discípulos que tuvieron el privilegio de compartir tantas cosas junto a él,  resolvieron cuidar su legado e impedir que su voz se apagase. Se dedicaron a trabajar en su nombre, a través de un organismo creado en su honor: la Fundación Medica Mauricio Gajer-SEMM.